Marmato

Tabla de contenido

 

 

 

Identificación del Municipio

 

Nombre del Municipio: MARMATO
Otros Nombres: San Juan de Marmato
Fecha de Fundación: 1540
Municipio desde 1825
Altura: 2.200 m.s.n.m Alto de La Cruz; 670 m.s.n.m Río Cauca; 1.300 m.s.n.m en el Atrio
Temperatura Promedio: 23 - 25º Centígrados
Extensión: 40.08 Km. Cuadrados
Población: 8.175 Habitantes
Distancia en kilómetros A Manizales: 143 Km.
Gentilicio: MARMATEÑO
Indicativo Telefónico: 0x68

 

Escudo

Image Escudo
 

 

El escudo fue adoptado mediante acuerdo Nº 014 de agosto 16 de 1989 del Consejo Municipal, el cual fue propuesto por el señor Henry Jaramillo, con el siguiente significado:

Lo conforman los colores gris, verde y amarillo.

El gris representa las rocas que circundan nuestro cerro.

El amarillo es el oro que a la vez es el símbolo de nuestra riqueza aurífera.

El verde representa la agricultura que es el segundo rango económico del municipio.

En el centro del escudo; el casco representa al minero trabajador; en la parte inferior hay dos ramas de café que representan el cultivo que después del oro, es el que más ingresos económicos le reporta a la comunidad.

 

Bandera

 

La bandera fue adoptada mediante acuerdo Nº 044 de junio 09 de1994.

Sus colores son los siguientes:

Negro que identifica la fuerza de nuestra raza afro caribeña.

Amarillo que representa el oro que es un elemento determinante de la economía de nuestro municipio y es a su vez símbolo de la riqueza.

El verde es el color de nuestros campos, en donde está la despensa agrícola del municipio.

 

Himno


Letra:

Música:
 

I

Es Marmato pueblo de mineros 
Que aun buscan el filón con ardor 
Negros titanes picapedreros 
Y de sus campos hermoso verdor

II

De poetas Marmato es la cuna 
A su cerro adorna el socavón 
Sus entrañas guardan gran fortuna 
Que son divisas de nuestra nación

III

Los moragas fueron su destino, 
Frentes y vetas en labor están 
Triturando los oros el molino 
El patrimonio a sus hijos le dan

IV

Es Marmato pesebre en la cima, 
Una montaña rica en mineral 
Caparrosas, piritas y minas 
Centro aurífero y colonial

 

Haga clic abajo para escuchar el himno.

 

Reseña Histórica

 

Antes de la conquista Española Marmato estaba poblada por los indígenas Cartama de quienes hoy en día se sabe muy poco (Banco de la República s.f.); sin embargo, hay referencia de ellos en los escritos de los cronistas, en particular de Cieza de León.

El historiador Emilio Robledo, citado por Luis Duque Gómez, considera que los Cartama formaban parte de las etnias organizadas en cacicazgos que se encontraban asentadas en el río Cauca a la llegada de los Españoles (Duque Gómez, 1951).

En la Época prehispánica, esta región fue un centro cultural de gran importancia y ya para entonces era un centro de exploración de oro.

En la zona central del Cauca, en el lado Occidental, se encontraban ubicados los indígenas Ansermas, Irras, Quinchias, Zopia, Caramantas y Cartamas. (Banco de la República, Museo del Oro, 1992).

Según Trinbom, citado por Luis Duque Gómez, las tribus septentrionales de los anserma, como eran la de los Quinchias y los Supias, limitaban por el río Cauca y el San Juan de Antioquia en el territorio de los Caramanta y los Cartama ( Duque Gómez, 1951).

Inés Lucia Abad Salazar plantea que los cronistas Robledo, Cieza y Sarmiento incluyeron en la región de los Anserma a los indígenas que Habitaban de sur a norte, desde el territorio de los Chancos hasta los de Caramanta y Cartama, provincias que consideraban anexas al cacicazgo Anserma.

Describe así el limite del territorio norte: “Por el norte el limite va desde el departamento de Caldas, desde el cerro de Caramanta (hoy limite entre Caldas y Antioquia) hasta el punto donde el río Arquia desemboca en el Cauca, pasa por Paramillo hasta encontrar el nacimiento de los riachuelos Aguaclara y Arroyohondo y desde allí sigue los contrafuertes de la cordillera occidental. Por el este el limite sigue el canon del río Cauca hasta adelante de Marmato cerca de la desembocadura del Arquia y cerca de su punto de entrada en el departamento de Antioquia.

Al noroeste el limite parte desde el centro del Caramanta hacia el sur “ ( Abad, 1955).

Estos autora menciona, basándose en Sarmiento, el cronista acompañante del conquistador Robledo, que en el momento de su llegada a estos territorios estaban bastante poblados.

Fray Jerónimo de Escobar habla de 40.000 habitantes (Abad,1955).

Un documento publicado por el Museo del Oro calcula entre 20.000 y 40.000 habitantes para cada cacicazgo de la región, excepto el de los Ansermas que era mayor (Banco de la República, 1992).

Inés Lucia Abad afirma que las etnias agrupadas como Ansermas, Incluidas Caramantas y Cartamas, tuvieron lenguas emparentadas que se consideraban dialectos de la lengua Choco.

Según esta autora, esta lengua conserva la estructura de Karib que le dio origen, pero se separó de esta en una época antigua y se transformó con la influencia Chibcha, Arawak, quechua y hasta una lengua de origen Mexicano.

La autora destaca la similitud de estos grupos indígenas con los Muiscas de la Sabana de Bogotá y con los Cuna de la frontera de Panamá Colombia.

Estas similitudes se relacionan con las rutas migratorias de grupos macro- Chibchas de origen centroamericano (Abad, 1955).

En un documento reciente del Banco de la República se considera que los grupos indígenas de esta región “constituyen un sustrato Chibcha influenciado lingüística y culturalmente por migraciones de tipo Karib” (Banco de la República, s.f.).

Los indígenas Cartama, “según los cronistas, vivían en un poblado rodeado de maizales y selva, en pequeñas casas construidas con materiales de la región entre ellos la guadua”( Banco de la República, s.f.).

Cieza de León, citado por Inés Lucia Abad y refiriéndose en general a todos los grupos del cacicazgo de Anserma, dice que su vivienda era unifamiliar (hombre con una o varias mujeres y sus hijos), de construcción corriente, cuadrada o rectangular (Abad, 1955).

Una publicación del Museo del Oro plantea, hablando también en términos genéricos, que los poblados se ubicaban en las estribaciones de la cordillera y en las vegas de los ríos y en ellos las casas se distribuían irregularmente y estas eran circulares y grandes; en cada una vivían de 10 a 15 personas.

Se construían en guadua y techo de hoja (Banco de la República. Museo del Oro, 1992).

La vivienda de los caciques era mas grande y estaba cercada por una empalizada con cráneos humanos (Abad, 1955).

En cuanto a la organización social, plantea Inés Lucia Abad que la información, en relación con las reglas de matrimonio es bastante imprecisa debido a las contradicciones entre los cronistas, motivo por el cual falta información sobre como funciona la exoendogamia.

Los lazos de parentesco eran un impedimento familiar, pero no es claro con cuales parientes.

Existía bastante libertad sexual y se acostumbraban las relaciones prematrimoniales.

El matrimonio no se celebraba con una ceremonia.

Los caciques eran polígamos y entre las esposas había una jerarquía, la esposa principal era la que le daba el primer hijo, las demás eran secundarias (Aba, 1955), con un status de servidumbre, relacionado también con la posición social de las familias de origen.

Pero se casaban además con hijas de cacique y sus hijos formaban la clase dominante.

El status de los caciques se expresaba en el vestido y adornos, en la forma de salir de su casa llevado en andas y evitando tocar el piso, en las condiciones de su vivienda y en las formas de entierro.

También la familia del cacique tenia autoridad e importancia social y política (Abad, 1955).

Se preocupaban bastante por el cuidado de la infancia y de la socialización, hasta el punto que la madre se separaba del padre desde el quinto mes de embarazo y hasta unos cuatro anos, mientras lactaba y criaba a su hijo.

Según Gonzalo Aguirre Beltrán, este factor justifica la poligamia.

Se presenta la institución del mayorazgo, que consiste en que la herencia del cargo de cacique la reciba el hijo mayor.

Solamente en ausencia de herederos por línea paterna se tiene en cuenta la línea materna.

El cacique era un caudillo relacionado mas con sus dotes militares que religiosos y no tenia un carácter despótico.

Esto es coherente con las características guerreras de estos pueblos, pues tenían que defender constantemente su territorio.

Al cacique se le trataba con mucho respeto y tenia autoridad solamente en su territorio, porque los cacicazgos no estaban centralizados, lo que indica que no había una organización por encima de estos; sin embargo, Inés Lucia Abad plantea que entre los Anserma se estaba dando a la llegada de los españoles, un proceso de transición hacia la unificación bajo el liderazgo de uno de los caciques, pero la conquista trunco este proceso (Abad, 1955).

Entre ellos, la administración de justicia mas severa era la relacionada con el delito de robo.

Cuando se trataba de ofensas, Quien había sido objeto de una de estas, elegía y administraba la sanción.

En la guerra, el cacique era el jefe militar y tenia su estrategia.

Los prisioneros de guerra eran objeto de antropofagia, convertidos en sirvientes o vendidos como esclavos.

La economía de los habitantes prehispánicos de Marmato se basaba la explotación del Oro (Banco de la República, s.f.).

En la región del Cauca central las provincias de Anserma, Cartama, Supia, Carrapa y Arma se destacaban por su riqueza aurífera.

Se explotaba tanto en vet como en aluvión, aunque principalmente este ultimo, por ser mas fácil de extraer.

Según Inés Lucia Abad, hasta la época en que ella escribe no se había conocido la técnica de extracción del oro de estas comunidades, genéricamente llamada Anserma y tampoco de los Cartama (Abad, 1955).

En cambio, según lo que plantea Luis Duque Gómez, Inés Lucia Abad y el Museo del Oro, utilizaban el metal precioso tanto para desarrollar la orfebrería como para comerciar con el (Duque Gómez, 1951; Abad, 1955; Banco de la República.

Museo del Oro, 1992). De ahí que los centros de extracción no necesariamente eran los mismos que los de elaboración.

El trabajo de orfebrería fue una especialización importante y las técnicas utilizadas tuvieron un desarrollo importante; también sabían trabajar el cobre la aleación de cobre y oro llamado tumbaga.

Sin embargo, se conocen mas bien pocas piezas de oro de esta región, es posible que se las haya confundido con las piezas Quimbaya.

Por otra parte, también se debe a que mucha de estas piezas fueron fundidas por los españoles (Abad, 1955).

Luis Duque Gómez relata que existía en tiempos prehispánicos una vía comercial que corría desde el centro de Antioquia hacia la región Quimbaya y otra por la orilla izquierda del Cauca que unía Antioquia con Anserma.

López de Velazco anota que en Anserma se compraban esclavos de Caramanta y Antioquia, lo cual hace suponer que una parte de los transportes de esclavos procedentes de Uraba y de la región del Sinu seguían al sur y correspondían a la exportación de metal en bruto de las minas de Caldas.

Dichos esclavos eran revendidos a cambio de oro
manufacturado o en bruto.

El comercio de piezas elaboradas con este oro llegaba hasta Centro América y Antillas, hasta el territorio Maya.

También los Quimbaya se abastecían de el precioso metal en esta región del Medio Cauca, pero principalmente en Antioquia donde había una mayor producción “ (Duque Gómez, 1951).

Estos indígenas eran entonces compradores también de los Cartama de Marmato; pagaban el oro en bruto por sal, mantas pintadas y objetos de orfebrería.

Plante Inés Lucia Abad que el territorio de los Anserma fue la principal sede comercial de la región; allí el comercio se desarrollaba por trueque e incluía el trafico de esclavos, los cuales se compraban con oro, sal o algodón y se vendían por alimentos.

Otros productos fueron importantes en la producción y el comercio, como el algodón, el tabaco y la sal.

El algodón no era un producto comercializado en bruto sino se utilizaba para tejer mantas decoradas artísticamente.

Explotaban las salinas con una técnica depurada, cocinaban el agua hasta mermarla y luego cuajaban la sal.

Los grupos Anserma tenían ventajas porque poseían los dos productos principales de la época, la sal y el oro (Abad, 1955).

Para la subsistencia diaria cultivaban los productos básicos de la alimentación; utilizaban el hacha de piedra y sembraban en terrazas separadas por zanjas para drenar el agua.

Los productos obtenidos para la alimentación eran maíz, yuca, arracacha, fríjol, ají y diversas yerbas, recolectaban frutos como guamas, pitayas, caimos, caimitos, guayabas, aguacates, granadilla, pinas, pinuelas, guanábanas, zapotes.

Además cazaban y pescaban para obtener la carne y utilizaban para la alimentación también la humana.

Las artesanías para el consumo personal además de las ya mencionadas fueron el tejido de esparto, de fique, de mantas y la alfarería (Abad, 1955).

En cuanto al las costumbres religiosas, dice la autora ya mencionada que su concepción se basaba en la adoración de fenómenos naturales como el sol y la luna.

Tenían una deidad llamada Xixarama y santuarios ubicados en sitios muy escarpados; en estos lugares su chaman se comunicaba con la divinidad.

Son los cacique quienes poseían las representaciones religiosas y se vestían y pintaban a la manera de la deidad.

 

Límites - Geografía

 

Marmato limita con los siguientes municipios:

NORTE: Limita con el municipio antioqueño de CARAMANTA

ORIENTE: limita con los Municipios caldenses de PACORA y LA MERCED

SUR: limita con el municipio caldense de SUPIA

OCCIDENTE: limita con el municipio caldense de SUPIA

Y sus linderos son los siguientes:

Desde el punto donde desemboca la Quebrada “Él Salado” en el Río Cauca, aguas arriba de la quebrada en sentido oriental hasta encontrar el parte aguas de la cordillera sobre los 1.800 msnm., de allí en dirección norte, siguiendo el parte aguas hasta el Alto denominado Cruz de Helecho, siguiendo en dirección Noroeste, buscando el nacimiento de la Quebrada Taizá.

Hasta encontrar un camino de herradura que de Supía conduce a Caramanta y siguiendo el camino hasta que cruza el Río Arquía, aguas abajo del Río hasta su desembocadura en el Río Cauca, de este punto aguas arriba sobre el Río hasta encontrar la desembocadura de la quebrada El Salado y punto inicial del polígono.

Mapas: LINK MAPAS

 

Aspectos Socio-Económicos

 

Los principales recursos del Municipio son el oro y la plata, sus actividades económicas principales son la minería y el café, complementada con la joyería incipiente.

El potencial aurífero de Marmato está en segundo lugar en el país, luego de Segovia -Antioquia.

La explotación minera del cerro del Burro o Marmato, está subdividida en Zona Alta y Zona Baja con dos características diferentes, administrada por Minercol como entidad representante del estado (quien es propietario del subsuelo) en la zona.

Ser la sede de un recurso minero importante a nivel nacional, ha condicionado la realidad de Marmato, generándole al territorio dependencia de políticas y acciones externas a él; la administración de la explotación aurífera por parte del estado durante 400 años, ha sido como señala la historia, carente de políticas consecuentes y eficaces y muy dispersa, aspectos que se reflejan en su actual espacialidad y la deteriorada situación ambiental, económica y sociales, que la rodean.

La infraestructura para el beneficio de minerales auroargentiferos en las plantas que administra el municipio, es insuficiente, obsoleta y actualmente esta paralizada por falta de administración e inversión; dado que la anterior administración renuncio en forma unilateral al comodato que tenia firmado con el Ministerio de Minas.

La minería en Marmato es desarrollada en forma irracional, lo que genera deterioro ambiental y social por la forma de explotación y extracción de los minerales.

Esta problemática se viene dando por el desconocimiento de las normas minero-ambientales establecidas en la ley 685 (Código de Minas), que de cumplirse como debe quedar establecido en el manual de convivencia minero permitirá hacer uso en forma racional del recurso no renovable base el sustento de la economía del municipio y de las familias que de este dependen.

Actualmente se presentan en Marmato cuatro clases de minería:

• Pequeña Minería.
• Minería artesanal.
• Minería de subsistencia.
• El barequeo

La pequeña minería representada en la Parte Baja explotada por Mineros Nacionales –Mina La Palma- , presenta una producción promedio mes de 300 toneladas, la minería artesanal de 50 toneladas y la minería de subsistencia de 25 toneladas por día.

DIAGNOSTICO AGRÍCOLA, PECUARIO Y AMBIENTAL

El sector agrícola y pecuario del Municipio de Marmato a diferencia de otros Municipios del Departamento ocupa un segundo lugar de importancia en su economía, después de las actividades mineras.

Que son la principal fuente de ingresos para los habitantes.

Así, mismo, la minería es la principal causa del fuerte deterioro ambiental que se observa en el Municipio como lo es la destrucción de la vegetación protectora de las micro-cuencas y zonas boscosas, la contaminación de las fuentes hídricas, a los procesos erosivos del suelo y la perdida de la flora y fauna.

SECTOR AGRÍCOLA

La actividad agrícola del Municipio es modesta, y se refleja en el bajo autoabastecimiento de la mayoría de estos productos.

El área total en cultivos es de 2.498 has,(exceptuando la áreas en pastos), las cuales corresponden a minifundios entre 1 y 5 has y comprende 1400 predios.

Los principales productos son el café tecnificado, con unas 1.072.50 Has, el cual constituye alrededor del 87,9% del valor de la producción bruta, combinado con el plátano a manera de sombrío que contribuye con el 3,9%, y presenta una ocupación de 548 Has , el maíz ocupa unas 60Has, la caña panelera tradicional cuyo porcentaje se sitúa en el 1,26% y comprende 94 Has, tomate chonto con un 0, 2% y en menor escala:
fríjol (0.17%), la yuca(0,08%), maíz tecnificado (0,06%), y maíz tradicional (0,04%).

A pesar de que el Municipio cuenta con tres pisos térmicos, la diversidad en la producción es incipiente, el piso cálido esta dedicado a la explotación ganadera, el templado a la producción de café, plátano, banano y caña principalmente, también es la zona donde se concentra la explotación minera.

El cultivo de frutales no logra ser representativo en esta actividad, aunque se producen cítricos, guanábana, entre otros.

Los costos de producción son altos a causa de los fletes que se elevan por la falta de carreteras, el estado de las mismas y de turnos de transportes para las veredas; además el valor del jornal se incrementa en algunas zonas por la demanda de mano de obra para la explotación minera, donde tiene una mejor remuneración.

ACTIVIDAD GANADERA

A pesar de que la topografía y el suelo no son las adecuadas para el desarrollo de esta actividad, en el Municipio hay dedicadas 1500 Hectáreas al cultivo de pastos de los cuales el 81% son pastos naturales.

Archivo adjuntoTamaño
INFORMACION DE MARMATO.pdf394.85 KB